Envases bioplásticos, multifuncionales e inteligentes

bioplasticoEl proyecto Dibbiopack, financiado por la Comisión Europea dentro del séptimo Programa Marco, ha investigado el desarrollo de productos sustitutos al plástico con el fin de acabar con el impacto que sobre el medio ambiente tienen los millones de envases de plástico cotidianos que usamos diariamente.

Diecinueve socios de diez países de la Unión Europea han participado durante cuatro años en este interesante estudio centrado en los envases inteligentes y multifuncionales de material bioplástico en tres sectores principales: alimentación, cosmética y farmacia.

Envases sin derivados del petróleo, amigables para el medio ambiente que además, suponen una oportunidad para la sociedad y la industria. El proyecto Dibbiopack, coordinado por el Centro Tecnológico Aittip de Zaragoza, aporta una eficiente solución ante la gestión de residuos y la valorización de subproductos, desarrollando un material procedente de fuentes renovables que además reduce el consumo de energía gracias a un proceso de fabricación eficiente.

El proyecto Dibbiopack ha dado como resultado los siguientes materiales:

  • Materiales biodegradables y compostables con propiedades mejoradas y perfectamente adaptados a un uso industrial.
  • Films biobasados y biodegradables con propiedades barrera mejoradas o antimicrobianas.  
  • Botellas de material biodegradable y compostable para el sector farmacéutico con etiquetas biodegradables en el exterior, de material absorbedor de oxígeno con efecto sellador en el tapón y reducido peso.
  • Tarros para uso cosmético con etiquetas biodegradables que pueden colocarse tanto en el interior (efecto antimicrobiano) como en el exterior (uso decorativo o informativo).
  • Bandejas alimentarias con atmósfera interior libre de oxígeno, fabricadas con material biodegradable y compostable, con etiquetas biodegradables con efecto antimicrobiano en el interior. Además, estas bandejas disponen de un sensor de oxígeno integrado en la etiqueta RFID que brinda una completa información al consumidor del estado del contenido.

Envases de bioplástico dotados de nuevas funcionalidades con el objetivo de conservar en óptimas y seguras condiciones los productos que contienen (alimentos, jarabes, pastillas o cremas, principalmente), además de ofrecer una información fiable a los usuarios sobre el estado de los mismos.

El sector del bioplástico está en auge y se prevé que crecerá al menos un 20% al año en Europa, lo que supone una gran oportunidad para la creación de riqueza y empleo.

comunicacion

Escribir un comentario