¿Cómo reciclar el 99% de la basura?

reciclaje

99% rozando la perfección. Esa es la cantidad de residuos que recicla Suecia. Un dato a copiar por el bien del medio ambiente. Pero, ¿cómo han logrado alcanzar esta cifra casi perfecta?

Suecia ha puesto en marcha el siguiente sistema jerárquico: prevención (reducir), reutilización, reciclaje, alternativas de reciclaje y, por último, la eliminación de los residuos en vertederos.

Sin embargo, conseguir esta revolución del reciclaje comienza desde la educación de los propios habitantes. Concienciar sobre la necesidad de reciclar es vital para mantener el sistema y que en cada hogar se separe la basura para depositarla en su contenedor correspondiente, que para comodidad de todos, se encuentran en sus zonas residenciales. De esta forma, los residuos se separan en cada hogar en: orgánicos, metales, pilas, vidrios, plásticos, cartón y papel.

Este es el primer paso para conseguir que todo se recicle, se reutilice o se abone. Incluso, el agua se purifica hasta conseguir que sea potable. Únicamente el 1% de la basura va a parar a los vertederos (en España está cifra se eleva al 55%), mientras que el resto sigue un proceso conocido como WTE (basura a energía) que, como su nombre indica, transforma los residuos en energía útil para el país (aproximadamente 250.000 casas suecas se abastecen de electricidad generada por los residuos y el 20% de los hogares tienen calefacción resultante del tratamiento de basuras). Un proceso tan eficaz que obliga a importar basura para alimentar las propias plantas WTE.

wte

Un sistema menos dañino con el medio ambiente que los vertederos tradicionales según señala Anna-Carin Gripwall, responsable en el Sistema de Gestión de Residuos de Suecia: “Cuando los residuos se encuentran en los vertederos, con fugas de gas metano y otros gases de efecto invernadero, es obvio que no es bueno para el medio ambiente. Waste-to-energy (WTE) es una alternativa inteligente, con un menor impacto ambiental, teniendo en cuenta tanto los subproductos de la incineración y las emisiones del transporte. Además, la recuperación de energía a partir de residuos explota un recurso que de otro modo se perdería.”

No obstante, en Suecia están tan concienciados con el reciclaje que una gran parte de ciudadanos devuelven las sobras de los medicamentos a la farmacia para que sean incinerados en una combustión más segura. Grandes empresas también se han unido a esta lucha promoviendo campañas de reciclaje, por ejemplo; H&M obsequió con descuentos a los clientes que donasen ropa usada para producir colecciones ‘eco-friendly’ y McDonald’s intercambiaba una hamburguesa normal por cada diez latas vacías que devolviesen sus clientes.

Un modelo de reciclaje en el que todos los agentes de la sociedad sueca están involucrados lo que es una de las claves para que a largo plazo resulte tan efectivo.

Fuentes: lagranepoca.com / upsocl.com

comunicacion

Escribir un comentario