La UVA abre una red de calor con la asistencia técnica de 1A Ingenieros

red-calor-uva-1aingenieros1A Ingenieros ha prestado asistencia técnica en proyecto y obra de la nueva red de calor de la Universidad de Valladolid (UVA). En el proyecto han participado Rosa Moratinos, experta en el área de Eficiencia Energética, e Ismael Galende, técnico especialista en HVAC (instalaciones de climatización) y PCI (Protección Contra Incendios).

22 edificios universitarios de Valladolid se abastecerán con agua caliente de manera eficiente y respetando el medio ambiente

En total, veintidós edificios de la Universidad de Valladolid en los campus ‘Río Esgueva’ y ‘Miguel Delibes’ y cuatro de la Junta de Castilla y León se beneficiarán de esta nueva red de calor suministrada con biomasa forestal. Doce kilómetros de tuberías de acero, soterradas y aéreas que dan forma a un circuito sostenible que se alimenta con astilla forestal.

La nueva infraestructura, que impulsa calor a noventa grados centígrados con un retorno situado en los setenta, cuenta con un silo de almacenaje de astilla forestal de 1.800 metros cuadrados (capacitado para la máxima demanda del servicio durante quince días) y tres calderas que integran la central térmica cuya potencia es de 14,1 megavatios térmicos. Una central térmica instalada en el campus Miguel Delibes de la universidad vallisoletana que alimenta un circuito que conecta colegios mayores, facultades, escuelas, institutos de investigación, escuelas, naves de mantenimiento, gimnasios, centros deportivos… hasta llegar a las puertas del Hospital Clínico Universitario, que en un futuro es susceptible de unirse a la red de calor a partir de un concurso público para gestionar la distribución del agua caliente y la calefacción.

Un sistema sostenible para el medio ambiente que, además, es mucho más rentable económicamente (en el proyecto se han invertido aproximadamente cinco millones de euros que serán amortizados en quince años con el ahorro energético esperado). No obstante, se espera que otros edificios de la ciudad de Valladolid, como por ejemplo el Polideportivo Miriam Blasco, puedan beneficiarse de este circuito con el que se estima la reducción de unas 6.800 toneladas de emisiones de carbono (CO2) al año.

Un proyecto que ha contado con la participación activa de 1A Ingenieros, empresa líder en Castilla y León en el sector de la Ingeniería y la Edificación, y que ha sido promovido por la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) a partir de fondos Feder gestionados desde el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

comunicacion

Escribir un comentario